17 de julio de 2016

El Cangrejo de río es autóctono

En una postdata de la entrada que dediqué en este mismo blog al Cangrejo de río, expliqué que varios autores publicaron un artículo en una revista científica en la que defendían que esta especie no era autóctona de la Península Ibérica, donde habría sido introducida a finales del siglo XVI por expreso deseo del rey Felipe II. Sin embargo, el 5 de febrero de 2016 se publicó en línea el artículo "Update of genetic information for the white-clawed crayfish in Spain, with new insights into its population genetics and origin" en la revista Organisms diversity & Evolution, donde Beatriz Matallanas, M. Dolores Ochando, Fernando Alonso y Carmen Callejas concluyeron que es autóctono de la Península Ibérica. El resumen traducido al castellano queda como sigue: "El cangrejo de río de patas blancas es endémico del oeste y el sur de Europa y sus poblaciones han disminuido durante las últimas décadas. Las poblaciones españolas generalmente han sido pobremente representadas en los estudios científicos y generalmente sólo se ha estudiado un marcador molecular. Aquí, nosotras utilizamos dos marcadores mitocondriales para examinar los niveles y patrones de la estructura genética en toda su área de distribución en España. Los datos ponen de manifiesto la existencia de dos principales grupos genéticos de cangrejo de río en España con la cuenca del Ebro como posible zona de contacto. Los procesos ocurridos en tiempos históricos y recientes, como la deriva genética y las translocaciones, contribuyeron en gran medida a su actual estructura genética. Los niveles de variabilidad genética y la estructura genética de las poblaciones españolas, junto con inferencias demográficas, sugieren que esta especie está establecida en la Península Ibérica al menos desde el Pleistoceno tardío. Conocer el origen real de las poblaciones españolas es crucial a la hora de decidir sobre las políticas de gestión que se deben seguir. Dada la falta de cualquier evidencia clara en contra de su condición de autóctona, proponemos que se mantengan las medidas de protección y conservación actuales". Las autoras analizaron el genoma de 250 ejemplares de 25 poblaciones, entre ellas una de la comunidad autónoma del País Vasco. En concreto, una población del río Nervión en su cabecera, cerca de Altube (Álava), dentro del Parque Natural de Gorbeia.