8 de noviembre de 2011

Ciclo vital de la Rana bermeja

El 12 de octubre de 2011 fotografié las primeras puestas de Rana bermeja (Rana temporaria) en las zonas bajas, por debajo de los 500 metros de altitud. Esta especie se reproduce en los encharcamientos temporales que se forman tras las lluvias de septiembre y octubre. Sin embargo, este año las lluvias otoñales se han retrasado hasta el mes de noviembre. No obstante, a la vista está que si consiguen encontrar una charca con agua, se deciden a comenzar la reproducción en fechas tan tempranas.
El 16 de noviembre de 2008 fotografié estas larvas recién eclosionadas, también en zonas a baja altitud. En sus primeros días permanecen prácticamente inmóviles y no parece que tengan mucha capacidad de movimiento. Permanecen juntas en las zonas de eclosión y resultan muy vulnerables frente a los depredadores.
Fotografié un 6 de mayo de 2011 estas larvas a unos 1.000 metros de altitud, en Austegiarmin, municipio de Orozko (Bizkaia). En el Macizo del Gorbeia a menudo coinciden sus charcas de reproducción con los lugares donde beben las vacas y las yeguas. Como resultado tenemos charcas como esta, muy eutrofizada por las boñigas del ganado vacuno. La solución a este problema y a que el ganado esté bebiendo agua con bacterias fecales es cercar la charca y sacar el agua a un abrevadero mediante un tubo. Un buen trabajo para esos ingenieros preocupados por la conservación de la fauna. 
Es común que las ranas bermejas usen las zonas encharcadas de las pistas forestales allí donde no encuentran mejores lugares para reproducirse, lo que es muy frecuente en el Macizo del Gorbeia debido a una orografía en la que escasean las zonas llanas. En esta fotografía del 23 de mayo de 2010, tomada en mitad de una pista forestal poco frecuentada del valle del río Arbaitza, municipio de Orozko (Bizkaia), vemos el resultado cuando estos encharcamientos temporales se secan por falta de precipitaciones. Un periodo demasiado largo sin lluvias o una temporada demasiado calurosa que haga evaporarse el agua tiene consecuencias letales.
El 21 de mayo de 2011 fotografié este recién metamorfoseado de Rana bermeja. Cuando salen del agua son realmente diminutas como queda de manifiesto en esta fotografía de una ranita sobre una moneda de 5 céntimos. Esta rana ha tenido suerte: ha llegado al final de su fase de vida acuática obligada con éxito.
El 6 de julio de 2010 fotografié este juvenil de Rana bermeja. Lo rescaté de la presa de Iondegorta, municipio de Zeanuri (Bizkaia), donde muchos anfibios llegan arrastrados por el agua de los canales en los que caen sin darse cuenta, siendo arrastrados hasta la presa, de donde no pueden salir debido a la verticalidad de sus paredes. El Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia ha instalado una rampa para posibilitar su salida. 
Esta Rana bermeja va por buen camino. Quizás llegue a ser una de esas pocas ranas que acaben por reproducirse con éxito. En estas especies con puestas tan numerosas no es fácil llegar a este punto. La fotografié el 19 de mayo de 2011 en Usabel, municipio de Orozko (Bizkaia).
El 6 de julio de 2010 fotografié en Iondegorta a esta magnífica Rana bermeja adulta. Parecía una clara candidata a lograr reproducirse, pero un canal de los que recogen agua en la cabecera del barranco de Lanbreabe, municipio de Zeanuri (Bizkaia) se cruzó en su camino y el agua la arrastró hasta la citada presa. Tuvo suerte de que pasase por allí, ya que las ranas también se ahogan. Volvió a tener la oportunidad de reproducirse con éxito. ¡Suerte!

No hay comentarios: