24 de noviembre de 2012

Psilocybe semilanceata

Psilocibe semilanceata recibe el nombre de "mongui" en castellano y "sorgin zorrotz" en euskera, lo que se traduce como "bruja picuda", aunque no existe ninguna evidencia de que se haya usado en el País Vasco durante los "akelarres". Es una seta diminuta que contiene psilocibina, un alcaloide alucinógeno. Es un hongo saprófito que se desarrolla en pastizales húmedos y con abundante materia orgánica procedente de los excrementos del ganado. Es más común en zonas de montaña y sobre suelos ácidos. Contiene un promedio del 1% en peso seco de psilocibina. Sus efectos, similares a los del LSD, comienzan al cabo de media hora tras su ingestión, cuando durante la digestión se produce la desfosforilación de la psilocibina a psilocina. Las alucinaciones duran de 3 a 6 horas. En nuestro entorno hay otras especies de hongos que contienen psilocibina, pero este es el más común entre los que la contienen en mayor proporción. La psilocibina provoca excitación, euforia, visiones, delirios y modifica la percepción del tiempo y del espacio. Una dosis alta puede producir un cuadro clínico que requiera hospitalización y, como el resto de las sustancias psicoactivas, puede producir brotes psicóticos. 
Tomé estas fotografías en un lugar del Macizo del Gorbeia el 21 de noviembre de 2012. Dada la peligrosidad de su ingestión, en esta ocasión no vamos a precisar más su localización. Varias etnias de América central han usado en sus rituales chamánicos una especie del mismo género muy parecida, Psilocybe mexicana, al menos desde hace 2.000 años. Actualmente su consumo es ilegal en todos los estados de Europa. A pesar de ello, en el Macizo del Gorbeia numerosas personas buscan "monguis".

1 comentario:

Carlos Naza dijo...

Hola Juanma,

Muy buenas entradas las de micologia. Muy didacticas y entretenidas de leer.

Un saludo

Carlos