18 de mayo de 2014

Tritón palmeado, reproducción

Los machos de Tritón palmeado (Lissotriton helveticus) durante el período de celo presentan unas palmeaduras muy desarrolladas en los dedos de las extremidades posteriores, ausentes en las hembras, y también una cresta dorsal baja y rectilínea, más desarrollada en la cola. Esta termina bruscamente y presenta un filamento de 3 a 6 mm de longitud.
Las hembras son mayores, sin palmeaduras en las patas traseras y con una cresta caudal apenas desarrollada. En época de celo son de tonos más claros que los machos y carecen de las manchas oscuras propias de los machos. Fuera de la época de celo, machos y hembras son más parecidos, ya que los caracteres de los machos en época de celo desaparecen en gran parte.
El tritón palmeado es el urodelo o anfibio con cola más fácil de observar en el Macizo del Gorbeia. El inicio del período reproductor parece estar determinado por la temperatura del agua, factor muy variable según la altitud. Durante el período reproductor permanecen en el medio acuático, abandonándolo al término del período reproductor, al cabo de 2-3 meses.

El cortejo de esta pareja de tritones palmeados lo grabé el 1 de abril de 2014 en una de las charcas de Larreder, municipio de Artea (Bizkaia). El 15 de mayo de 2014 observé en la misma charca un macho cortejando a una hembra. Durante el cortejo el macho reconoce a la hembra aproximando el hocico a su cloaca, después se sitúa delante de ella enfrentando su cabeza, en línea o perpendicularmente a ella, y mueve la cola mediante ondulaciones suaves. Si la hembra no se retira, el macho se sitúa frente a la hembra para que esta tenga una visión completa del mismo y mueve rápidamente la cola, creando una corriente de agua que llega a desplazar a la hembra hacia atrás. Luego pliega la cola sobre el costado y con las ondulaciones de la parte final de la cola crea un flujo de agua en dirección a la cabeza de la hembra (se ve en el vídeo). Más tarde, si el macho consigue que la hembra le siga y le toque con el morro en la cola, finalmente deposita el espermatóforo sobre el fondo y la hembra lo recoge con los labios cloacales. Tras la fecundación, la hembra depositará de 100 a 350 huevos de forma individual, fijándolos en el interior de pequeñas hojas dobladas. Cada hembra pone de 3-4 huevos al día y la eclosión se produce a los 10-18 días.
Las larvas eclosionan del huevo con un tamaño de 7-12 mm y realizan la metamorfosis con una talla de 25-30 mm. Son de color claro y pasan fácilmente desapercibidas en las zonas de reproducción. El desarrollo larvario dura de 2 a 4 meses en función de la temperatura del agua.
Las larvas metamorfosean a partir de finales de agosto en zonas a baja altitud, siendo más frecuente durante el mes de septiembre. Algunas larvas no realizan la metamorfosis hasta el mes de junio o julio del año siguiente, permaneciendo en el agua durante el invierno. Este sería el caso de este individuo, rescatado de la presa de Iondegorta, municipio de Zeanuri (Bizkaia) el 7 de julio de 2014. 

1 comentario:

Daviz dijo...

Hola soy David, del blog BICHOSARAGON. Suelo visitar esta zona y otras de Euskadi con amigos de Vitoria o por motivos laborales, y aprovecho para hacer salidas por el campo. He visto tritón palmeado en el Gorbeia, Astigarraga y Oiartzun.Y me gustaría tener la suerte de encontrarme con el ALPINO alguna vez. Tengo entradas con estas excursiones en mi humilde blog.
ENHORABUENA por tu blog!!!!
UN SALUDO