1 de diciembre de 2013

Buitre leonado, la picaresca de algunos ganaderos

Los especialistas en buitres Antoni Margallida, David Campión y José Antonio Donázar en su carta "Scavenger turned predator: European vultures´ altered behaviour", publicada el 22 de diciembre de 2011 en el número de 480 de la revista científica Nature, alertaron de la picaresca de algunos ganaderos para cobrar las indemnizaciones por ataques de buitres, según el Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia que indemniza por los daños provocados por buitres y lobos. Véase también la Nota de prensa y lo que decía uno de los autores en Diario vasco el 17 de junio de 2010 acerca de la picaresca. En concreto, se denunciaron 1.165 supuestos ataques al ganado en Cataluña, Navarra, Aragón y Euskadi entre los años 2006 y 2010, pero se desecharon más del 70% de las denuncias porque se pudo confirmar que los animales estaban muertos antes de que los buitres los consumieran. Aún así, se pagaron casi 265.000 euros por daños causados por buitres. Grabé este vídeo el 9 de octubre de 2013 en el monte Kurtzegan, municipio de Orozko (Bizkaia).
En el periódico El Correo el 28 de noviembre de 2013 apareció el artículo Ganaderos alertan de un nuevo ataque de buitres en Sopuerta, encabezado con el título de "Temor en Las Encartaciones". Solo el intento de cobrar una indemnización puede estar detrás de esta noticia periodística que no puede ser más que una infamia en contra de los buitres leonados, ya que son aves carroñeras que en ocasiones acaban dando muerte a animales moribundos o en situación de gran vulnerabilidad o debilidad, pero no a novillos sanos. Estas denuncias falsas y su repercusión injustificada en los medios de comunicación contribuyen a formar una opinión negativa en los ciudadanos sobre los buitres leonados. Este novillo tenía mordiscos y desgarros producidos por los colmillos de algún cánido en los cuartos traseros y la cola, seguramente de varios perros de raza villano de otro ganadero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es lo mismo que pasa muchas veces con algunos supuestos ataques de Lobo. Por culpa de estos "pícaros" se dejaron de pagar indemnizaciones en los 80 en algunas comunidades. Después aun encima se enojaban y pusieron veneno, terminando con algunas poblaciones que pocos daños causaban.
¿Por qué no luchan con el mismo ahínco para perseguir a quienes saben que están defraudando? Solo cuando se les dejen de pagar indemnizaciones se les oirá decir algo y entonces le echarán la culpa de nuevo a los animales.

Daniel dijo...

Interesante entrada. Sólo un pero. A semejantes sujetos no hay que adjetivarlos suavemente llamándolos pícaros. Hay que llamarlos como lo que son: unos estafadores y unos indecentes.

Un saludo.

Sierra de Esparteros dijo...

Firma y difunde para que el Buitre Leonado no desaparezca de la sierra de Esparteros:

http://www.change.org/es/peticiones/junta-de-andaluc%C3%ADa-proteja-la-colonia-de-buitres-de-la-sierra-de-esparteros