4 de noviembre de 2012

Coprinus comatus

Coprinus comatus es una seta casi inconfundible por su forma y color. Es una seta comestible, pero solo cuando sus láminas están blancas.
Entre las especies más frecuentes, se puede confundir con Coprinus atramentarius, que contiene una sustancia llamada coprina que, en combinación con el etanol de las bebidas alcohólicas, produce desde una borrachera hasta graves trastornos fisiológicos, según la cantidad de alcohol ingerido y la tolerancia de cada individuo. La coprina se elimina del cuerpo al cabo de 24 horas. Coprinus comatus tienen un anillo alrededor del pie, ausente en Coprinus atramentarius.
Los enzimas proteolíticos que contienen las setas del género Coprinus causan su licuescencia por la que se produce la rápida putrefacción y licuación del sombrero. Esta característica hace que el sombrero se ponga negro y luego parezca que se derrite.
Aquí se ven las láminas de un ejemplar, que pasan de ser blancas a rosáceas y, finalmente, negras.
Tomé esta fotografía el 20 de octubre de 2012, donde se ve cómo ha crecido entre el hormigón de la cuneta y la pista que sube desde las casas de Usabel al aparcamiento de Belaustegi, municipio de Orozko (Bizkaia).

2 comentarios:

Màrius Domingo de Pedro dijo...

En Catalunya la llamamos Bolet de tinta, és un comestible excelente aunque poco conocido.

Juan Manuel Pérez de Ana dijo...

En euskera se la denomina "urbeltza", de ur=agua y beltz=negra. En cualquier caso, tengo poca fe en la antigüedad de los nombres vernáculos. La mayoría son neologismos, incluido el nombre de uno de los pájaros más comunes y conocidos: el carbonero común. En Europa a las sociedades agroganaderas les deben haber bastado desde su llegada hace 5.000 años con una veintena de nombres para las 600 especies de aves y una decena de nombres para las miles de especies de hongos.