28 de enero de 2012

Padurabaso, Ubegi y Lapurzulo

Esta es la surgencia que recibe el nombre de Ubegi (en euskera, "ur" es agua y "begi" es ojo), al pie de peña Urratxa (en euskera, "atxa" es roca o peña), municipio de Orozko (Bizkaia), en el que podríamos considerar el nacimiento del río Baia. En realidad, de esta surgencia fluye el agua que se recoge en la ladera norte del monte Gorbeia y luego pasa por Igiriñao, Zastegi y desaparece en un sumidero al pie de peña Urratxa para reaparecer al otro lado de dicha peña, en Ubegi. El agua hasta Ubegi fluye de manera subterránea gran parte del año.
El nacimiento del Baia recibe el nombre de Padurabaso, un río de aguas permanentes y cristalinas, libre de los efectos dañinos de los métodos actuales de explotación forestal, ya que no hay plantaciones forestales en su pequeña cuenca y no se explota el hayedo desde hace varias décadas.
El río Padurabaso transcurre por medio de un karst cubierto en parte por el hayedo, dentro del municipio de Orozko (Bizkaia).
Todas estas fotografías fueron tomadas el 5 de enero de 2012.
Las surgencias que alimentan el río Padurabaso son manantiales de las redes de galerías que drenan el karst de Obarreta y Austegiarmin. Sin embargo, también hay manantiales más difusos, como el que se ve en esta fotografía.
El río Padurabaso discurre en una zona de moderada pendiente, con pocos saltos y numerosos rápidos. No hay grandes cascadas, al contrario de lo que sucede en otras cabeceras de los ríos que nacen en el Macizo del Gorbeia.
Actualmente y desde hace ya muchos años no se explota el hayedo del Padurabaso, pero si nos fijamos en las hayas de esta fotografía podemos comprobar que, como en el resto de los bosques del Macizo del Gorbeia, fue muy intensa la explotación del hayedo para producir carbón vegetal. Esto fue así hasta principios del siglo pasado. En la izquierda de la fotografía vemos una gran haya trasmocha y, en la derecha, numerosos pies rebrotados de cepa con una edad inferior al siglo.
El río Padurabaso, como el resto de los ríos que nacen en el Macizo del Gorbeia, sufren grandes variaciones en su caudal. En esta fotografía podemos ver el rastro de hojas de haya dejado en la orilla por una crecida.
Esta es la surgencia de Lapurzulo (en euskera "lapurra" es ladrón y "zulo" es ladrón; en relación a una leyenda al respecto), que cede las aguas recogidas en el margen derecho del río Padurabaso, en los karst de Obarreta y Austegiarmin.
El manantial de Lapurzulo suministra gran parte del caudal que lleva el río Padurabaso, antes de unirse al Arralde primero y luego al Larreakorta, ya dentro del municipio de Zuia (Araba), dando lugar al río Baia, afluente del río Ebro.
El manantial de Lapurzulo drena no sólo el karst de Obarreta, sino también el de Austegiarmin, llevando sus aguas por galerías subterráneas por debajo del cordal entre Ipargorta y Usotegieta, municipio de Orozko (Bizkaia).
En esta fotografía está indicada la localización de los dos principales manantiales del río Padurabaso: Ubegia y Lapurzulo. A la izquierda el gran karst de Obarreta, de tortuosa orografía y con numerosas grietas kársticas.

2 comentarios:

Esteban dijo...

buen manejo de la toponimia.

Javier Peral Aguirregoitia dijo...

Hola,
Un pastor de Sarria llama Lapurzulo a otra cueva un poco más río arriba en un montecito pero algo separada del río. Tengo foto de ella pero no se mandarla.