27 de abril de 2010

Origen del Macizo del Gorbeia

En el período Cretácico, hace unos 100 millones de años, el territorio del País Vasco se encontraba cubierto por un mar cálido, tranquilo y poco profundo, lo que favoreció la proliferación de corales y moluscos bivalvos como las rudistas, que formaron agregaciones calcáreas. A medida que estos animales iban muriendo, sus caparazones y esqueletos duros comenzaron a acumularse en el fondo marino, originando grandes estratos de rocas calizas. Posteriormente, tuvo lugar una gran deposición de materiales de origen continental aportados a través de los ríos. Sales carbonatadas, arenas, limos y arcillas se depositaron sobre los estratos de caliza, dando lugar a otro tipo de formaciones rocosas como areniscas y margas calcáreas. Al finalizar el período Cretácico se produjo la Orogenia Alpina, cuando como consecuencia de la compresión de la placa ibérica contra la placa europea, se produjo el plegamiento y elevación de dichos materiales. Debido a este plegamiento, los materiales sedimentados bajo las aguas se encuentran a diferentes alturas. Desde entonces hasta la actualidad, la erosión y los procesos geomorfológicos han ido modelando el paisaje. En el Macizo del Gorbeia se han ido redondeado las cimas con areniscas, caso de los montes Gorbeia y Oderiaga, y se han karstificado las zonas donde han aflorado las calizas, caso del Macizo de Itzina o el monte Aldamin. Para más información, véanse los mapas geológicos del Ente Vasco de la Energía (EVE) 86-II, 86-IV, 87-I y 87-III. En la fotografía, el Macizo de Itzina desde el monte Ipargorta, municipio de Orozko (Bizkaia).

No hay comentarios: